esen

Best Garden, Una nueva dimensión para el “Driving Range”

El Range es una parte muy importante de un club de golf, ya que muchos jugadores pasan gran tiempo entrenando su técnica. Con el objetivo de mejorar las instalaciones de los clubes, haciéndolas más profesionales, estéticas y atractivas, BestGarden es especialista en proyectos Target Greens. La ventaja principal de Target Greens es que los jugadores entrenan con objetivos claros a diferentes distancias emulando los golpes que realizan en el campo. Pegar bolas a objetivos concretos significa aumentar la concentración y por lo tanto mejorar la calidad de los jugadores. Por otro lado, el embellecimiento de la zona es considerable.


La ventaja principal para los clubes con la construcción del Driving Range con Target Greens es la imagen que dan a sus socios y visitantes, a la vez que aumentan sus ingresos, que calculamos en un aumento de entre un 25 y un 35 por ciento.
Un proyecto Target Greens es absolutamente amortizable en unos 4 ó 5 años, implantando unos 3.500 m2 total de superficie artificial con una alta durabilidad. A nivel económico, son proyectos muy accesibles para los clubes, realizados en su totalidad con material Europeo, en la mayoría de las ocasiones con materiales nacionales.
Los greens u objetivos se colocan de manera estratégica, con diferentes posiciones de bandera para que el jugador cada vez que utilice un palo diferente, tenga un objetivo determinado. En un Driving Range normal, pegar bolas puede convertirse en ocasiones en algo monótono, y aunque el golpe esté bien ejecutado, si la bola se desvía unos 7 u 8 metros a cualquier lado de bandera, el jugador creerá que el golpe es bueno. Nada más lejos de la realidad. En el campo, estos metros significan ir al bunker o al agua. Con Target Greens , hay que ser muy fino pegando bolas y nos dará una visión mucho más realista de nuestro golpe. Esto hace que “dar bolas” sea un reto realmente interesante para los jugadores de golf.
El proceso de construcción es minucioso. Se comienza por un levantamiento topográfico para estudiar el terreno y la ubicación de los greens. Elegir, dónde deben ir ubicados, requiere, como parte fundamental para el éxito del proyecto de una buena planificación, teniendo en cuenta las condiciones del terreno donde se reubicaran los greens.


Un magnífico ejemplo de este tipo de proyectos es el realizado en el Driving Range del Parador de Torremolinos, donde se encuentra una de las sedes de la Academia IH. Su socio principal y Director Iván Hurtado, en colaboración con el profesional malagueño tres veces ganador del Circuito Europeo, Pablo Martín Benavides, puso en marcha este proyecto con unos objetivos muy concretos. El principal era dificultar los golpes sobre todo en distancias cortas. Por ello, en esta ocasión el diseño de los greens y la ubicación de los mismos son de menor a mayor tamaño a medida que el objetivo se aleja. Pero no siempre se elige está vía. Se pueden realizar muchísimas variaciones y diseños dependiendo de los objetivos. No obstante, el principal es que sea divertido.
En este proyecto, la colaboración entre todos los profesionales ha sido fundamental, incluyendo a los profesionales del campo de golf, como Javier Jorge Sánchez, Greenkeeper del Campo, su Directora Marian Montero y los empleados y jardineros del club, todos ellos han aportado ideas para mejorar el proyecto.


La función de nuestro arquitecto de golf, Carlos Rodríguez Guirado del Estudio Romvo, ha sido vital para el desarrollo del proyecto. Con él realizamos la preparación del terreno, movimiento de tierras y creación de contornos de los greens. Para ello siempre contamos con la inestimable ayuda y colaboración de nuestro partner en excavación de terrenos y movimiento de tierras, la empresa Rialsa, bajo la dirección de Iván Alarcón, que también tiene grandes conocimientos de golf.
La última fase del proyecto la realiza BestGarden, que es la implantación de la pradera artificial. La elección de las texturas y colores es muy importante para naturalizar y dar realidad a los greens. Intentamos siempre utilizar colores y texturas que se asemejen a los greens y antegreens propios del campo. Esto da credibilidad y aporta mayor estética.


Estamos seguros de que las instalaciones de IH Golf Academy junto con su renovado tee de prácticas, reactivarán y dinamizarán la práctica de este deporte en la provincia y sin duda convertirán a este en uno de los driving ranges más visitados de la costa del sol.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*