Denia Marriott La Sella Golf Resort & Spa. Historia de una reforma

Situado entre las localidades de Denia y Jávea, el resort de la cadena Marriott, tiene como escenario el parque natural del Montgó, un territorio de espectaculares acantilados habitado por numerosa fauna y flora autóctonas.

MARRIOTT LA SELLA AND NEW DRIVING RANGE

La Costa Blanca, en el sureste de España y bañada por el Mar Mediterráneo, es la ubicación del hotel Denia Marriott La Sella Golf Resort & Spa, uno de los paraísos turísticos del Sur de Europa. Situado entre las localidades de Denia y Jávea, el resort de la cadena Marriott, tiene como escenario el parque natural del Montgó, un territorio de espectaculares acantilados habitado por numerosa fauna y flora autóctonas.

Pero, además de una ubicación inmejorable, el resort, hotel y campo, se renovaron totalmente. El hotel, para adaptarse a los estándares de calidad de Marriott, una de las cadenas hoteleras sinónimo de calidad y servicio excelentes y el campo, con sus 27 hoyos, fueron reformados por la empresa Olazábal Design, con el propio Olazábal a la cabeza en el diseño y supervisión general de los trabajos.

Lo primero que divisan los huéspedes cuando llegan al Denia Marriott La Sella Golf Resort & Spa es el campo de golf y el Parque Natural del Montgó. Reformado en 2019 el hotel de la cadena Marriott, planificó los espacios comunes incorporando las terrazas al interior inundando de la luz y del color de la tierra todas las estancias.

En los espacios dedicados a la gastronomía el resort sigue la estela de excelencia de la zona, no en vano, entre Jávea, Ondara y Dénia tienen cuatro restaurantes con estrellas Michelin y ésta última ha sido declarada “cuidad creativa de la gastronomía” por la UNESCO. Así, el hotel ha cuidado con sumo detalle su oferta gastronómica con sus dos propuestas: el Restaurante Montgó dedicado a la cocina mediterránea y ubicado en una amplia terraza acristalada con vistas al campo de golf y a la piscina y el Segaria Thai Restaurant, donde sus expertos cocineros bangkokianos presentan un menú tailandés en el que llevan a los comensales a un viaje culinario a través de los exóticos platos tradicionales de la cocina tailandesa.

Otro de los principales atractivos del hotel es su magnífico SPA, actualizado para ofrecer experiencias únicas en un ambiente cálido y bañado por luz natural. En él, los clientes pueden disfrutar de un circuito de aguas con hidromasaje, hamman, laconium, sauna y una espectacular terraza exterior con jacuzzi. Además, disponen de una gran variedad de tratamientos para relajar y tonificar el cuerpo y gimnasio abierto las 24 horas.

Otra opción de alojamiento es The Residences La Sella, un complejo de apartamentos de lujo con distribuciones que van desde los 75 m2 para los de un dormitorio hasta los 150 m2 de los de tres, pero todas ellas con salón comedor, cocina completa y terraza.

La Sella Golf es el campo de golf del resort, uno de los más destacados de la Costa Blanca. Dentro del plan de actuaciones de la propiedad, que ha durado casi 4 años, se han ido acometiendo reformas, entre las más importantes, la renovación integral de sus 3 recorridos.

El primer paso en esta renovación fue la actualización del campo de prácticas. Esta obra, también creada por el equipo de Olazábal Design supuso la nivelación de toda la superficie y la creación de un tee line de césped artificial de la prestigiosa marca Huxley Golf. Dentro del propio campo de prácticas, se crearon seis nuevos target greens de césped natural, 3 de ellos con bunker. Estos nuevos greens, situados a diferentes distancias, permiten reproducir las condiciones de juego como en el campo de golf, además de abrir nuevas posibilidades de juego para la academia de golf y a grupos de jugadores noveles.

El siguiente paso fue la remodelación de cada uno de los 3 recorridos, desarrollada en los siguientes 3 años, reformando uno por año. La Bermuda fue el tipo de hierba elegida para la transformación total del campo, una variedad más adecuada para el clima cálido.

Así mismo, todos los tees fueron nivelados, drenados y reformados, al igual que en las calles donde se rediseñaron áreas concretas; en los bunkers, además de un nuevo diseño, se han incorporado las últimas tecnologías aplicadas al diseño con el uso del sistema Better Billy Bunker.

Los greenes también se rediseñaron por completo. Siguiendo las especificaciones USGA, todo el complejo de greenes fue levantado y reformado desde cero. Esta parte supuso un esfuerzo extra del equipo de Olazábal Design, para lograr el efecto deseado y conseguir unos greenes de Tour, donde el propio José María Olazábal en persona supervisó paso por paso la construcción, con hasta 4 visitas de obra por cada recorrido.

Otro aspecto destacable de la obra fue el cambio integral de todo el sistema de riego, que ha supuso un ingente trabajo y una importante inversión que coloca a La Sella Golf dentro de los campos con los sistemas de riego más eficientes y modernos del mundo.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here