Diario de la Ryder Cup 2012. Estados Unidos 10 – Europa 6. Los europeos necesitan ganar 8 puntos en los enfrentamientos individuales

El equipo de Estados Unidos, capitaneado por Davis Love III, continúa mostrándose muy superior al de Europa, a las órdenes de José Mari Olazábal, a falta de una jornada para que concluya la 39ª edición de la Ryder Cup, que se está disputando Medinah Country Club, en Chicago (Illinois). Cuatro puntos les separan ante los 12 enfrentamientos individuales: a Estados Unidos le bastarían 4 ½ puntos para ganar, mientras que Europa necesita 8 para retener el preciado trofeo.

Foursomes sábado por la mañana: Europa 1 – USA 3
Los ingleses Justin Rose e Ian Poulter sumaban el único punto para Europa en el primer partido de la mañana al imponerse por 1 arriba a dos huesos, Bubba Watson y Webb Simpson. Los estadounidenses fueron por delante hasta el hoyo nueve, en el que los nuestros empataron gracias a un birdie, y el par en el siguiente les sirvió para ponerse con ventaja sin ceder hasta el final, para no dejar a Europa con el marcador a cero. Poulter: “Este punto ha sido crucial para nuestro ánimo. Ha sido un partido muy tenso desde el tee del uno, no nos han dado un respiro”.

Phil Mickelson y Keegan Bradley

Phil Mickelson y Keegan Bradley, la pareja más efectiva y que más daño ha hecho a los europeos ganando los tres puntos que han disputado, infligían a Lee Westwood y Luke Donald la derrota más abultada eliminándoles en el hoyo 12 por 7 & 6. Mickelson: “Europa ha tenido grandes parejas en la Ryder Cup, pero haber compartido esta experiencia con Keegan ha sido impresionante. El apoyo del público está siendo excepcional y el ambiente que crean es único, son una auténtica fuente de energía que hacen que lo demos todo y despleguemos nuestro mejor golf”.

Jason Dufner y Zach Johnson derrotaban a Sergio García y Nicolas Colsaerts por 2 & 1; y Jim Furyk y Brand Snedeker se imponían a Rory McIlroy y Graeme McDowell por 1 arriba. La primera sesión del sábado dejaba el marcador con un doloroso USA 8 – Europa 4.

Fourballs sábado por la tarde: Europa 2 – USA 2
Bubba Watson y Webb Simpson anotaban el 9 en el casillero estadounidense al derrotar en el segundo partido a Justin Rose y Francesco Molinari, por un contundente 5 & 4. Watson: “Esta mañana nos dolió perder contra Rose y Poulter. No supimos aprovechar las oportunidades y ellos jugaron mejor. En los Fourballs quisimos desquitarnos y lo hemos conseguido, nos hemos compenetrado a la perfección: yo he puntuado en los pares 5 y Webb ha hecho el resto. Queda mucho golf por jugar y mañana habrá que pelear por 12 puntos; esta es la Ryder Cup y todo puede suceder, hemos visto grandes remontadas de Estados Unidos y también de Europa. Los europeos no van a quedarse cruzados de brazos, no nos van a regalar el trofeo, tendremos que ganarlo. Me atrevería a decir que esto significa mucho más que ganar el Masters a pesar de que sólo estamos luchando por un trofeo; la grandeza de la Ryder Cup es que jugamos por un equipo, por el honor y la gloria, y por todo un país”.
El 10 – 4 a favor de Estados Unidos llegaba de manos de Dustin Johnson y Matt Kuchar al derrotar a Nicolas Colsaerts y Paul Lawrie por 1 arriba, en un partido muy igualado.

Luke Donald y Sergio García

Sergio García y Luke Donad darían la primera alegría de la tarde a su Capitán situando el marcador 10 – 5 en un partido de infarto contra Tiger Woods y Steve Stricker, que se decidió en el último suspiro. La pareja europea dominó de principio a fin, aunque no sin sufrimiento. En el nueve llegaron a ponerse 4 arriba pero los estadounidenses –que han perdido sus tres partidos- les fueron comiendo terreno hasta llegar con un sólo hoyo de ventaja al 18, donde el punto cayó del lado de Europa. Y un extraordinario e inspiradísimo Ian Poulter, con cinco birdies consecutivos del 14 al 18, formando pareja con Rory McIlroy, metía el último putt del día también en el hoyo 18 venciendo a Jason Dufner y Zach Johnson por 1 arriba, para finalizar la jornada 10 – 6 y levantar los ánimos de la escuadra europea.

Sergio García: “Ganar los dos últimos puntos ha sido muy importante y nos han dado alguna opción; mañana va a ser complicado pero no imposible. Luke y yo nos hemos combinado muy bien: yo he empezado haciendo birdies y luego él ha tomado los mandos del partido. Tiger y Steve nos han hecho sufrir un poco, han jugado muy bien los últimos hoyos. Mañana, esperemos salir con la misma intensidad y energía que hemos terminado esta tarde. En el 99 estábamos igual que hoy pero al revés, los americanos remontaron 6 – 10; ojalá consigamos ponerles un poco en aprieto, necesitamos ocho puntos para empatar. Si esta tarde hubiésemos empatado los dos últimos partidos, sería muy, muy difícil”.

Olazábal, Rose y Poulter

José Mari Olazábal: “Esto todavía no ha acabado. Los tres últimos partidos de esta tarde han sido maravillosos, son una señal de que las cosas pueden cambiar. Llevamos toda la semana con la misma tónica, ellos metiendo putts y nosotros no. La experiencia que ha vivido el equipo en los tres últimos hoyos les ha servido de inspiración y les va a motivar para mañana. Lo que hay que hacer es jugar bien y ganar ocho puntos, sé que es difícil pero se ha hecho antes. Poulter ha estado extraordinario, está hecho de una pasta especial para la Ryder Cup; le he dicho que alguien que ya no está con nosotros, Seve, estaría muy orgulloso al ver lo que ha hecho. ¡Qué manera de jugar, con garra y con el corazón! Sus últimos cinco hoyos reflejan la grandeza de la Ryder Cup”.

Davis Love III: “Los nuestros han jugado muy bien facilitándome el trabajo. Se encuentran cómodos, están compitiendo junto a sus amigos y disfrutando mucho, algo que es esencial en la Ryder Cup. Me siento muy orgulloso de mi equipo. Esta noche lo pasaremos bien, mañana vendremos descansados y a seguir disfrutando. Ha sido un gran día y estamos en muy buena posición, pero, como ha dicho Olazábal, esto no ha terminado”.

El Team Room de la Casa Club de Medinah Country Club
Nada más acceder al edificio, los europeos se topan con una frase escrita a gran tamaño en la pared frontal: “Los ganadores no esperan a que llegue su oportunidad, salen a buscarla”. Es anónima, pero fue la que más le gustó al Capitán Olazábal entre todas las que le dieron a escoger. Se atraviesa una puerta que da a un pasillo, a la derecha lleva al Team Room y a la izquierda al vestuario. En ese pasillo hay un enorme collage confeccionado con fotos míticas de la pareja más exitosa de la historia de la Ryder Cup, Ballesteros y Olazábal: una es la famosa de Kiawah Island en el 91 en la que Chema salta sobre los hombros de Seve, otra muy conocida de Seve pensativo apoyado en el volante del buggie en Valderrama 97…
El Team Room, propiamente dicho, es un salón con seis mesas y una pequeña zona de estar con tres sofás. En medio hay cuatro columnas cuadradas y en cada lado una foto de un miembro del equipo europeo. Muchas banderas de Europa y pins por todas partes. Pegada a la puerta, con la intención de que le echen un vistazo cada vez que salen al campo, hay una pizarra con mensajes y en la que cada día anotan una consigna.

Datos relevantes
A Estados Unidos le bastan 4 ½ puntos para ganar la Ryder Cup
Europa necesita 8 puntos para retener la Ryder Cup

Equipos que desde 1979 han sumado 10 puntos o más tras la segunda jornada
1981 – USA 10 ½ – Europa 5 ½
USA ganó 18 ½ – 9 ½

1987 – Europa 10 ½ – USA 5 ½
Europa ganó 15 – 13

1997 – Europa 10 ½ – USA 5 ½
Europa ganó 14 ½ – 13 ½

1999 – Europa 10 – USA 6
USA ganó 14 ½ – 13 ½

2004 – Europa 11 – USA 5
Europa ganó 18 ½ – 9 ½

2006 – Europa 10 – USA 6
Europa ganó 18 ½ – 9 ½

 

Resultados Foursomes sábado mañana: Europa  1 – USA 3

Resultados Fourballs sábado tarde: Europa 2  – USA 2

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here