Diario de la Ryder Cup 2012 (III)

Hoy comienza la 39ª edición de la Ryder Cup en Medinah Country Club, en Chicago (Illinois), con la disputa de los partidos Foursomes. Los Capitanes revelaron sus emparejamientos durante la ceremonia de inauguración y Sergio García, junto a su íntimo amigo Luke Donald, se enfrentarán a Phil Mickelson y Keegan Bradley en el segundo partido a las 07:35 horas. Olazábal, muy emocionado, ha recordado a Seve Ballesteros durante su discurso.

Foursomes
07:20h – McIllroy/McDowell V Furyk/Snedeker
07:35h – Donald/García V Mickelson/Bradley
07:50h – Westwood/Molinari V Dufner/Z. Johnson
08:05h – Poulter/Rose V Stricker/Woods

José Mari Olazábal: “Los americanos están jugando muy bien y nosotros necesitamos empezar ganando puntos lo antes posible. Los nuestros tienen que jugar muy, muy bien, va a estar muy reñido. Tendrán al público de su parte y el campo está preparado como a ellos les gusta, o sea, que a hacer muchos birdies y a sumar puntos.
Les he pedido a los muchachos que den todo, que jueguen con pasión y con el corazón.
Yo estaré cerca de los jugadores pero no pegado a ellos; los 12 son magníficos competidores y saben qué deben hacer, conocen su juego mejor que yo. Estaré cerca por si necesitan mi consejo pero nunca se lo impondré.
Siempre es difícil dejar a cuatro en el banquillo, sobre todo teniendo a 12 grandes jugadores, pero ojalá todos los problemas viniesen por ahí”.

Davis Love III: “Todavía no he tenido tiempo de analizar los emparejamientos de los europeos. Tal vez me sorprenda un poco el orden de los partidos pero, a decir la verdad, no nos hemos parado a pensar qué estrategia emplearían ellos sino a quiénes de los nuestros dejábamos en el banquillo. Tener que decir a Bubba Watson y a Webb Simpson que no jugarían los Foursomes parece surrealista; eso demuestra la grandeza de este equipo”.

Sergio García: “Nos ha tocado contra dos muy buenos y no me cabe duda de que va a ser un partido apretado, aunque, por otra parte, son jugadores que no siempre le pegan recto. Nosotros trataremos de concentrarnos en nuestro propio juego y ojalá consigamos el punto. Estamos deseando empezar”.

Seve Ballesteros, recordado durante la ceremonia de inauguración
La ceremonia de inauguración de la 39ª edición de la Ryder Cup, con Justin Timberlake como maestro de ceremonias, ha sido especialmente emotiva para José Mari Olazábal. Phil Weaver, Presidente de la PGA Europea ha sido el primero en recordar la figura de Ballesteros: “Seve tuvo una enorme influencia en la Ryder Cup. Jugaba con el corazón”.
A Olazábal se le han saltado las lágrimas cuando le ha dedicado parte de su discurso: “No me olvido de mi gran amigo Seve Ballesteros. Fue una persona muy especial que supo reflejar como nadie los valores de la Ryder Cup: jamás rendirse y estar siempre preparado para cualquier adversidad. Él me trasmitió la pasión que ponía en todo. Seve, te echamos mucho de menos”.

Olazábal y las mujeres del equipo europeo
Diario de la Ryder Cup. Miércoles 26, cena de gala.
Después de comer, mujeres y novias de los jugadores tienen sesión de peluquería y modistas a su disposición. Los dos equipos, europeo y estadounidense, cenan junto a los oficiales de cada delegación y a las 22:30h acuden al Akoo Theatre para ser presentados a los miles de aficionados allí congregados.

Con anterioridad a la llegada de ambos equipos hay una actuación del cómico George López y de una típica banda de música de Chicago.

El alcalde de Chicago da la bienvenida a todos y a continuación, Justin Timberlake, embajador del equipo de Estados Unidos, ejerce de maestro de ceremonias presentando uno a uno a los capitanes y sus 24 jugadores; éstos acceden por una plataforma elevada, saludan y mientras descienden las escaleras se proyecta un vídeo con sus mejores actuaciones. Mujeres y novias acceden directamente al escenario uniéndose a ellos y a Timberlake, quien les hace una corta entrevista.

Sergio García, Graeme McDowell, Phil Mickelson, Bubba Watson y Tiger Woods, son los más aplaudidos. Los americanos aprovechan la ocasión para solicitar el apoyo de todos los aficionados, y Francesco Molinari hace lo propio con la numerosísima colonia italiana residente en Chicago. Timberlake pregunta a Poulter qué motivación extra supone para él la Ryder Cup, a lo que el inglés, uno de los más temidos bajo la modalidad Match-Play, responde con la mayor naturalidad: “Cargarme a esos 12 que tengo enfrente”.

Fotos cedidas por Getty Images.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here