Ha llegado el momento del Golf Femenino

El Andalucía Costa del Sol Open de España Femenino celebrado en Marbella, ha sido el escenario perfecto para que Azahara Muñoz, Noemí Jiménez y Laura Gómez, las tres jugadoras locales, nos concedan esta entrevista en la que nos cuentan qué significa para ellas la celebración en 2023 de la Solheim Cup en España y si creen que ha llegado el momento del golf femenino.

0
2174

Apoyado en una generación creciente de profesionales y campeonas, el golf femenino es garantía de espectáculo, audiencia y de patrocinio con grandes retornos. Las cifras avalan su buena salud dentro y fuera del campo con números que marean. Los de la última edición de la Solheim Cup en Gleneagles hablan por sí solos con 90.000 espectadores y más de 3.300 horas de emisión acumulada en todo el mundo. Además de sponsors como Ping, Rolex o Aberdeen Investment y bolsas de premios cada vez más abultadas. En 2023 España entrará en el selecto club de países que hayan organizado la Solheim Cup y es ahí donde nuestras jugadoras tendrán mucho que decir.

El Andalucía Costa del Sol Open de España Femenino celebrado en Marbella, ha sido el escenario perfecto para que Azahara Muñoz, Noemí Jiménez y Laura Gómez, las tres jugadoras locales, nos cuenten que significa para ellas la celebración del prestigioso torneo en España y si creen que es el momento del golf femenino.

La tierra donde uno nace siempre es la mejor, pero al margen de esto y para los que no conozcan Marbella, ¿Qué tiene para ti?

Noemí Jiménez: Marbella lo tiene todo, mar y montaña, 365 días de sol y temperaturas de 20 grados, una gastronomía de las mejores del mundo, la famosa dieta mediterránea y una gente con un carácter muy hospitalario. Pero además de todo esto, tiene unos campos de golf espectaculares donde por el clima se puede practicar golf en cualquier época del año.

Laura Gómez: La frase que más uso últimamente es que, cuanto más viajo más me gusta donde vivo. El clima y la localización de Marbella son clave para mí. Tiene sol y buena temperatura durante todo el año, lo que hace que mi profesión sea más fácil y pueda entrenar sin necesidad de hacer parones o tener que desplazarme. Respecto a la localización, tenemos muchísimos campos de golf alrededor, y eso me da la oportunidad de jugar diferentes campos con diferentes diseños y condiciones. Es el sitio ideal para vivir y, si practicas golf, no te lo puedes perder. Una suerte haber nacido aquí.

Azahara Muñoz: Para mí lo tiene todo. Lo bonita que es, la gente, los rincones del pueblo, Puerto Banus, la playa, los restaurantes y chiringuitos…. Me pongo a pensar y me siguen saliendo cosas que hacen de Marbella un sitio maravilloso.

Marbella tiene muchas virtudes, pero ¿cuál es tu rincón favorito para perderte?

NJ: No tengo que pensar mucho. Cualquier playa, La montaña de La Concha y su casco antiguo.

LG: Soy una persona a la que le encanta el mar. Cuando vuelvo de algún viaje intento ir al paseo marítimo de San Pedro Alcántara. Si hablamos de golf, disfruto mucho en el hoyo 11 de Guadalmina Sur, es uno de mis favoritos, tiene unas vistas increíbles hacia la playa y siempre que juego ese hoyo hago fotos de las vistas.

AM: Siempre que pienso en un lugar relajante, hasta cuando estoy compitiendo y quiero concentrarme, me imagino en la playa.

Que el último torneo del LET, el “Andalucía Costa del Sol Open de España” acabe los próximos años en Marbella es una gran noticia, ¿qué supone para ti esto? ¿y para la ciudad?

NJ: Para mí es increíble jugar el último torneo de la temporada en cualquier campo de los muchos de Marbella y si a eso le sumas el apoyo de la familia y amigos, es el escenario perfecto.

LG: Es una grandísima noticia. A nivel personal, me siento muy arropada cuando juego en mi tierra y es una sensación muy bonita para acabar el año, ya que la vida de un golfista puede llegar a ser algo solitaria, siempre viajando de un lado a otro.  Marbella cuenta con campos de golf que están más que a la altura del Circuito Europeo. Al ser el último torneo del año, se celebra a finales de noviembre, y el clima es bueno durante esas fechas. Muchas jugadoras deciden quedarse en Marbella después de que se celebre para hacer pretemporada. Esto también es muy bueno para Marbella porque fomenta el deporte femenino y el turismo.

AM: Significa muchísimo. El hecho de que el torneo más importante del año y de que el ranking tenga el nombre del lugar de donde eres es increíble. El golf es muy importante para nuestro turismo y que la Costa del Sol aprecie el golf femenino de esta manera me hace sentir muy agradecida.

Con la pandemia ha cambiado todo, entrenamientos, torneos, etc. ¿Cómo ha afectado a tu vida profesional? ¿Cómo es jugar sin público?

NJ: Evidentemente esto nos ha afectado a todos. Hemos estado desde marzo hasta agosto sin competir y se han suspendidos muchos torneos. Además, ahora en las competiciones los protocolos nos obligan por seguridad a estar en “burbujas” con lo que siempre estás o jugando o en el hotel y no tienes ningún momento de desconexión.

Yo agradezco el haber podido volver a jugar, pero te diré que el público genera una adrenalina que se echa mucho de menos.

LG: Debido a la pandemia pasé dos meses sin tocar prácticamente los palos y nunca en mi vida, desde que empecé a jugar al golf con 8 años, había estado tanto tiempo sin jugar. Me costó bastante volver al ritmo de juego que llevaba y me sentí bastante perdida en los primeros torneos que jugué cuando volví a la competición. Los protocolos de la Covid-19 han ayudado a mantenernos a salvo en todo momento, pero también ha sido estresante la cantidad de cosas que teníamos que tener en cuenta a la hora de viajar y competir.

En cuanto a jugar sin público, estoy bastante acostumbrada por lo que no se me hizo raro ver los campos y las gradas vacías cuando volvimos a jugar.

AM: Es complicado, no te voy a engañar. Para mí, ha cambiado todo mucho. Yo me vengo muy arriba con el público, saco lo mejor de mí. La situación es muy complicada para muchos, tanto económicamente como socialmente, así que sólo puedo estar agradecida que, aunque no estemos compitiendo igual que el año pasado, al menos podemos seguir con nuestra profesión, que es lo importante.

Finalmente, la Solheim Cup vendrá a la Costa del Sol en 2023 y el anuncio ha causado enorme expectación a pesar de que todavía quedan casi 3 años. ¿Crees que el golf femenino como institución en España tiene trabajo que hacer? ¿Ha llegado el momento del golf femenino?

NJ: Creo que la Solheim de 2023 será muy diferente. Tenemos unos profesionales muy preparados en cuanto a la organización, buenas jugadoras y un magnífico campo, como es Finca Cortesín. Lo tenemos todo para que sea un torneo que nadie olvide fácilmente.

LG: Hay trabajo por hacer, pero estamos avanzando a pasos de gigante. Tenemos la suerte de contar con Deporte & Business encabezado por Alicia Garrido que está haciendo un trabajo espectacular organizando la mayoría de los eventos femeninos profesionales que se celebran en España; a Marta Figueras-Dotti y Alexandra Armas, españolas con mucho peso en el circuito europeo, que han hecho que el circuito sea cada vez mejor; a Susana Escolar de Golfhadas, dándole voz al golf femenino y que también ha creado una asociación para ayudar a las futuras profesionales de golf. En fin, mucha gente, muy profesional que trabaja todos los días para que el golf femenino sea cada vez más popular.

No sé si puede ser un punto de inflexión, pero sí creo que gracias a que la Solheim Cup se celebre en España, puede que cada vez más mujeres españolas se motiven para empezar a jugar al golf, sería todo un logro.

AM: Yo espero que así sea. Muchas veces se necesita un torneo de este calibre para animar a la gente. Además, sé que va a ser un torneo espectacular. Lo vamos a organizar muy bien y esto va a dejar a Marbella más arriba de lo que ya está.

¿Te ves en Finca Cortesín defendiendo a Europa?

NJ: Sería un sueño hecho realidad. Sé que tengo trabajo por hacer, pero el golf me ha enseñado que con trabajo y tesón se consiguen cosas sorprendentes. Finca Cortesín es uno de mis patrocinadores principales y defender allí al equipo de Europa sería un honor.

LG: Sí que me veo, por eso una de mis motivaciones para mejorar día tras día es poder clasificarme para representar a Europa.

AM: He jugado cuatro Soheim y espero que 2021 sea mi quinta. Pero poder jugar una Solheim en casa sería increíble y haré todo lo posible por estar ahí.

Haznos un balance de personal de la temporada que acaba y que le pides al 2021

NJ: Esta temporada ha sido muy extraña, cogí la Covid-19 lo que me obligó a estar confinada. Para el 2021 mis objetivos son a nivel físico, ganar masa muscular para pegar más fuerte a la bola y a nivel mental, focalizar en objetivos y vivir el presente.

LG: 2020 no ha sido mi mejor año, pero no es algo desmotivador. Ha sido un año muy duro para todo el mundo y espero que el 2021 traiga más alegrías.

AM: Ha sido un año raro. He tenido muy buenas semanas e incluso estuve a punto de ganar en Escocia, pero me ha costado rematar en los torneos. Sinceramente no me he preparado tan bien como me hubiera gustado, no he podido ver a mi entrenador en todo el año y eso se nota. Esta pretemporada voy a hacer un plan bueno para estar lista para el 2021. Lo bueno es que me he dado cuenta de cosas que tengo que mejorar y sé cómo hacerlo. Yo sólo pido seguir sana, lo demás saldrá con trabajo.

Por último, vamos a soñar un poco, ¿cuál sería tu partida ideal y en qué campo de golf de Marbella te gustaría jugarla?

NJ: Sería con Jon Rahm, Rafael Nadal y Azahara Muñoz en Finca Cortesín. Sería un día inolvidable.

LG: Mi partida ideal sería jugar un match play con Azahara Muñoz contra las hermanas Korda en Guadalmina Sur.

AM: Rory, Sergio y Jon, en Guadalmina

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here