La Ciudadela Marbella Hotels: el lujo de vivir la historia del destino

La Ciudadela Marbella aterriza este verano en Marbella con un nuevo concepto hotelero que ubica sus exclusivos y sofisticados hoteles boutiques en edificios históricos de la ciudad.

Hotel Santo Cristo- exterior

Dicen que el verdadero lujo para un viajero es sumergirse en la auténtica esencia de los destinos, huir de los lugares turísticos y experimentar lo que éste tiene que ofrecer. Esta es la propuesta de La Ciudadela Marbella Hotels, alternativas de alojamiento, ocio y gastronomía capaces de atraer a un turista que busque en Marbella algo más que sol y playa.  

Para ello La Ciudadela Marbella aterriza este verano en la capital de la Costa del Sol con un nuevo concepto hotelero que ubica sus exclusivos y sofisticados hoteles boutiques en edificios históricos de la ciudad.

Hotel Santo Cristo y Maison Ardois han sido las primeras aperturas del grupo hotelero La Ciudadela Marbella, a los que se une el hotel El Castillo, estos dos últimos de categoría 4 estrellas. En todos ellos se ha combinado la arquitectura señorial andaluza del S.XIX y principios del XX con una decoración moderna, sofisticada y de la más alta calidad.

Lobby hotel El Castillo

Maison Ardois

Situado en la céntrica calle Ancha, en pleno casco histórico de Marbella, el hotel es un espectacular edificio construido en 1929 compuesto de nueve habitaciones. Maison Ardois se ha decorado siguiendo líneas limpias y modernas en cada una de las estancias.

El edificio ha sido testigo vivo de la historia de Marbella, como la antigua casa señorial del siglo XIX propiedad de la familia Ardois. Uno de los espacios más destacados del hotel es su terraza, un acogedor espacio en el que los colores ocres, las maderas y el verde de unos pequeños olivos crean una atmósfera única para disfrutar de la vista panorámica de la ciudad.

Maison Ardois Suite

Santo Cristo

Ubicado en la preciosa plaza del Santo Cristo de la Vera Cruz, este hotel boutique está formado por 15 habitaciones en las que se respira artesanía y tradición. Ubicado en una casa señorial, construida en el año 1920, está considerada uno de los edificios singulares del casco histórico de Marbella.

Respecto al interior del edificio, parece inspirado en un funduq musulmán, distribuido en torno a un patio y galerías sobre pilares cuadrangulares y vigas que apoyan sobre zapatas. Un oasis de paz y tranquilidad que transporta a los visitantes a través de la historia.

Hotel Santo Cristo- exterior

El Castillo

El hotel El Castillo se encuentra dentro de las murallas de la antigua fortaleza de Marbella, y es el único establecimiento hotelero dentro de este espacio, considerado Bien de Interés Cultural (BIC). En él el grupo hotelero La Ciudadela Marbella ha hecho grandes esfuerzos por recuperar un turismo de calidad en el casco antiguo de la ciudad, ofreciendo alternativas de alojamiento, ocio y gastronomía capaces de atraer a un turista que busque algo más que sol y playa.

Miguel Cerván, CEO del grupo La Ciudadela Marbella: “Lo especial del casco histórico de Marbella, es que no necesita que intentemos recrear un pueblo andaluz. Aquí tenemos todo el encanto, la cultura y, por supuesto, los vecinos, de una de las ciudades más bonitas de la Costa del Sol, sin artificios. Lo único que hacía falta era una propuesta hotelera de calidad, capaz de atraer a quienes quieren conocer nuestra ciudad, nuestra historia, nuestra verdadera identidad, más allá de la imagen que se ha dado de Marbella en los últimos años”.

De fachada blanca, el hotel El Castillo consta de 13 habitaciones, un restaurante A Fuego, un lobby bar, y un sorprendente rooftop Café Privé que está destinado a convertirse en el place to be de la temporada estival en la ciudad.

Diseñado en su totalidad por Miguel Cerván, al igual que hizo previamente con los hoteles Maison Ardois y Santo Cristo, el hotel El Castillo es sorprendente desde el mismo momento en que se cruza la puerta. Su amplio lobby en dos alturas atrapa la atención del huésped gracias a elementos icónicos como las elegantes lámparas, una pared con relojes de la firma Qlocktwo que dan la hora en varios idiomas, o unas impresionantes figuras humanas que escalan por el patio interior, guiando la mirada hacia el techo acristalado que deja pasar la luz natural.

En cada una de las 13 habitaciones que conforman El Castillo, Cerván ha dejado su impronta. Decoradas con mimo y, sin dejar ningún detalle al azar, con el fin de conseguir crear un ambiente acogedor y con personalidad propia que, al igual que el edificio en sí, combinen el presente y el pasado de la ciudad.

Como cada uno de los hoteles que forman parte de La Ciudadela Marbella, el hotel El Castillo cuenta con su propio restaurante. A Fuego, es una apuesta por la materia prima de calidad y el producto fresco local de temporada. Desde las lechugas hidropónicas, colocadas en un precioso huerto vegetal en el mismo restaurante, que llegan vivas al plato, hasta una selección de las mejores carnes y los mejores pescados que se elaboran a la brasa, manteniendo intactas sus cualidades, y potenciando su sabor con la fuerza del fuego.

El rooftop es la joya de El Castillo, un espacio en el que se ha fusionado Saint Tropez, Grecia y Marbella.  La terraza es uno de los puntos más altos del casco antiguo, desde este punto se puede apreciar una vista panorámica 360º de la ciudad, Sierra Blanca y el Mediterráneo.

El original bar, elaborado en madera o su colorido mobiliario, son elementos claves para crear un ambiente desenfadado en el que poder disfrutar, en cualquier momento del día, de un café, un cóctel o una selección de platos diseñados especialmente para disfrutar en este espacio. Un impresionante mirador ocupa el centro de la terraza, y sorprenderá a los visitantes por sus espectaculares vistas del patio interior del hotel, gracias a su superficie acristalada. Una segunda planta de este Rooftop está disponible también para aquellos que quieran disfrutar de un espacio exclusivo. Un jacuzzi, tumbonas y sofás cubiertos, permitirán a quienes lo deseen, tener una privacidad extra sin renunciar a poder vivir el ambiente de la terraza.

Una estancia única y personalizada, alta gastronomía y sus rooftops con las mejores vistas de Marbella, son las singularidades de la propuesta de La Ciudadela. Su departamento de guest experience está especializado en ofrecer a cada huésped todo lo necesario para hacer verdaderamente especial su viaje, incluso la posibilidad de alquilar los hoteles en su totalidad para un evento especial. Tanto si la finalidad es descubrir la rica gastronomía local, practicar actividades al aire libre, como jugar al golf, o empaparse de la historia del bello casco histórico, todo es posible con su experiencia Bespoke.

Los huéspedes de cualquiera de los hoteles boutique que conforman La Ciudadela tendrán a su disposición una amplia oferta gastronómica en cualquiera de sus restaurantes, A Fuego, Thaissence con su apuesta por la cocina fusión thai-peruana o La Bouganvilla, con una carta basada en la cocina malagueña que lleva la identidad local a cada plato.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here