LA CONTROVERSIA DE LA SOLHEIM CUP por Jacobo Cestino

0
435

LA CONTROVERSIA DE LA SOLHEIM CUP por Jacobo Cestino

Acaba de finalizar la Solheim Cup con la remontada histórica del equipo americano y, aunque este artículo iba a versar sobre las expectativas del mercado inmobiliario alrededor de los Resorts de Golf, no he podido resistirme a escribir sobre la controversia que se ha generado en la extendida jornada de fourballs, en la que se enfrentaban Brittany Lincicome y Alison Lee por un lado y Suzann Petersen y Charley Hull por el otro.

Si uno observa las imágenes de televisión, verá cómo, tras fallar Alison Lee su putt de birdie, Charley Hull y su caddie, comienzan a abandonar el green dándole la espalda a las jugadoras americanas y sus caddies, mientras Alison Lee recoge la bola con su putter pensando que el corto putt de par (de 38 centímetros según varios medios especializados) estaba concedido.
En descargo de las europeas, es justo reconocer dos cosas, por un lado, que un jugador nunca debe retirar una bola del green hasta no estar seguro de que ha sido concedida por su contrario, y por otra, que el caddie de Suzanne Petersen se queda parado mirando a su jefa para ver cual es la decisión sobre el corto putt de Alison Lee.

Admitiendo como admito que, de acuerdo a las Reglas, la decisión del árbitro que acompañaba al partido fue impecable, lo que me gustaría exponer aquí es que, el espíritu del juego tal y como lo hemos aprendido y sobre todo tal y como muchos lo entendemos, no tiene nada que ver con el desenlace final de lo que ocurrió en el green del 17 del campo de Leon-Rot Golf Club.
Analicemos la situación, La Copa Solheim o Solheim Cup, es un trofeo bienal de golf que enfrenta a los equipos femeninos de jugadoras profesionales de Europa y EE. UU. y que se disputa con el mismo formato que la Ryder Cup. Su audiencia en televisión trasciende de Estados Unidos y de la propia Europa, por lo que medio mundo aficionado al golf está pendiente de cada golpe y cada gesto de las jugadoras en las que se miran los aficionados al golf y, muy especialmente los más jóvenes. Su influencia sobre el mundo del golf en términos globales es por tanto incuestionable.
Pues bien, es innegable la enorme tensión que las jugadoras viven en el momento del partido que llega al green del hoyo 17 empatado, ante la proximidad del final del match y la importancia de cada punto en juego. Pero, una vez ocurrido el malentendido o la situación controvertida, creo que las europeas tenían dos opciones, ambas perfectamente alineadas con el espíritu del juego. En primer lugar permitir que Alison Lee repusiera la bola para tratar de convertir su putt, y en segundo término, haber dado por empatado el hoyo, habida cuenta de la longitud del putt y de las altísimas probabilidades de que el mismo hubiera sido embocado.

Ninguna de ellas fue siquiera prevista por las jugadoras, o incluso mejor, impuesta por la Capitana del ejemplo de “fair play”, que hubiera mostrado el equipo europeo al mundo entero.
Yo, que soy un humilde jugador aficionado, pero que he representado a España en innumerables ocasiones por todo el mundo, no recuerdo haberme ido de un green sin haber concedido un putt al contrario, al revés, si no doy un putt, no me muevo de donde estoy, salvo que quisiera mostrar desprecio o falta de respeto a mi rival. Eso fue lo que me enseñaron mis capitanes, Basilio Téllez, Carlos Pascual, Joaquín Castillo, Gonzaga Escauriaza, Agustín Mazarrasa, Ernesto Fdez-Gamboa y tantos otros… Esa actitud, en “TRUE GOLF”, no es admisible.

21562667955_ee70c24738_b 21374800078_c2389dbf31_b 21374597780_9e1c968711_b21374800628_18869268ef_b

Si uno observa las reacciones inmediatas a esta controversia en las redes sociales, la opinión generalizada entre aquellos que representan lo que el golf es hoy en día, parece ser bastante unánime, basten unos cuantos ejemplos de los muchos que vendrán:

“Pablo Larrazábal: What happened this morning at the #SolheimCup is not the spirit we are looking for the game of golf… #shocking #GoEurope”

“Judy Rankin: Sportsmanship seems to have been lost in translation! So much for dreams!”

“Meg Malon: This is tough. It’s not the spirit of the Solheim family. This is a game and somehow we lose perspective in these matches. #sad”

“Zach Johnson: What happened yesterday @solheimcup on the 17th green is a disgrace to the sport.”

“Laura Davies: «She let herself down and certainly let her team down. I’m so glad I’m not on that
team this time.” “Suzann Pettersen will regret her actions today for the rest of her career.”

Por el contrario y con cierta tristeza, he leído también en las redes sociales, comentarios de aficionados al golf e incluso de directivos de algunas federaciones territoriales, justificando la decisión de las jugadoras europeas. No tengo nada que decir al respecto, salvo que nuestros jugadores más jóvenes merecen que les inculquen justo lo contrario de lo que hemos sido testigos en ese green del hoyo 17.
Espero sinceramente que esta Solheim Cup sea recordada por la histórica remontada del equipo americano al modo de lo que hoy se conoce como el “milagro de Medinah”.
Tal y como el conocido periodista español Javier Pinedo ha recordado hace tan solo unas horas: “Pettersen les ha dado a las americanas la medicina que necesitaban para ganar, una vez más, no todo vale para ganar”, con lo que no puedo estar más de acuerdo.

Jacobo Cestino
Director General de la Zagaleta, Abogado, MBA y Premio Málaga de Economía, ha sido 7 veces Campeón de España en diferentes categorías, 2 veces Subcampeón de Europa Mid-Amateur y Campeón del Mundo Universitario en 1994.

 

Fotos, Tristan Jones del LET (Ladies European Tour)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here