Marc Warren dota al Open de España de un fuerte color escocés

El Open de España camina desbocado hacia un final de infarto, un conglomerado de posibilidades del que participan casi una decena de jugadores extranjeros, nómina foránea al completo que acapara las primeras posiciones entre la que sobresale, 18 hoyos mediantes, Marc Warren con 8 bajo par.

El golfista escocés alcanzó el liderato a base de birdies, esa inspiración necesaria de la que careció en las proporciones debidas el estadounidense Peter Uihlein, descabalgado de la máxima posición de privilegio y de la segunda plaza por otro escocés, Craig Lee, demostración palpable de que en un links como El Saler, con viento creciente, estar acostumbrado al medio –como es el caso de los dos jugadores escoceses y de los ingleses David Horsey y Paul Wearing, empatados en la tercera plaza– es un aval sumamente importante.

Marc Warren, de hecho, se desenvolvió como pez en el agua del cercano Mar Mediterráneo, brillante en la primera vuelta –tres birdies y un bogey– y sobresaliente en la segunda, otros tres birdies y otro bogey que le conceden un colchón de dos golpes de ventaja sobre su inmediato perseguidor, lo que le sitúa más cerca de incrementar un palmarés adornado ya por dos triunfos en el Challenge Tour en 2005 y otros dos en el European Tour: Masters de Escandinavia 2006 y Johnnie Walker Championship 2007.

Entre la nómina de españoles, el cántabro Ignacio Elvira, un producto de las últimas promociones de las Escuelas Nacionales de Golf, se distingue, desde la decimoquinta plaza, como el mejor hasta el momento, por encima incluso de jugadores ilustres del calado golfístico de Sergio García –vigésimo tercero– o Gonzalo Fernández-Castaño –trigésimo a falta de 18 hoyos de las conclusión–, lastrados por actuaciones carentes del brillo que les ha encumbrado a ambos hasta las posiciones de privilegio en el Ranking Mundial.

Ignacio Elvira, integrante del Pro Spain Team promovido por la RFEG para favorecer los primeros años dentro del mundo profesional, es el español que mejor ha sabido adaptarse al terreno hasta el momento, alternando aciertos y errores en una proporción que, visto lo visto, le permite aglutinar esperanzas propias y ajenas en el terreno nacional.

Atrás quedan aquellos años en los que Ignacio Elvira se proclamó campeón de España Infantil en 2001, Cadete en 2003 o Absoluto en 2007, un pasado amateur brillante al que quiere dar continuidad cuanto antes en el ámbito profesional.

Por detrás en la clasificación, por el momento, tiene a Sergio García –que por fin rebajó el par del campo a base de oficio–, Eduardo de la Riva –machacona solidez que le permite compartir la vigésimo tercera plaza con el castellonense– y Gonzalo Fernández-Castaño –eagle en el 15 para compensar sufrimientos anteriores–, integrantes ellos del grupo de españoles con experiencia ganadora en los Circuitos Profesionales de Golf pero que se enfrentan a la última jornada con el líder aún más lejos, un largo recorrido que revela las dificultades sufridas durante las tres primeras jornadas.

Sea como fuere, y al margen de quien acabe alzando el trofeo de ganador después de los 18 hoyos finales, otro protagonista ya sonríe por la satisfacción del trabajo bien hecho, sea cual sea el destinatario de todos los honores. Es el recorrido del Campo de Golf Parador de El Saler, quien bajo su apariencia amable ha desvelado que, para ganarle, hacen falta toneladas de inspiración.

Los 8 bajo par del líder, después de 54 hoyos, lo ponen meridianamente claro. Lo mismo que, dadas las apreturas actuales en la parte más alta de la clasificación, la jornada final tendrá un desenlace de infarto.

¡Cómo duelen los errores!
Aunque los errores son inevitables en golf, éstos se producen. Fastidian todos, porque se reflejan en la tarjeta y privan de un mejor resultado, pero algunos duelen especialmente… Un doble bogey en un par 5 en el que, prácticamente, todos aspiran a birdie… Un momento de los que califican los jugadores como “irse del torneo”…
Eso les sucedió a Tommy Fleetwood en el hoyo 11 (era el segundo consecutivo, puesto que también lo había firmado en el 10); Ricardo González, en el 15; David Higgins, en el 5; Daniel Brooks, que firmó 6 en el 4 y 9 golpes en el 15, y a Gary Stal, en el primer partido del día, que hizo doble bogey consecutivo en el 15 y 16. También cayeron en esa ‘laguna negra’ Robert-Jan Derksen, que hizo doble bogey en el 16 y 17; Andreas Harto, con 8 golpes en el 4, 6 en el 6 y otro doble bogey en el14.
Entre los españoles ninguno hizo un doble bogey ‘de tres puntos’, pero Rafael Cabrera lo firmó en el 2; Ignacio Garrido, en el 18; Carlos Aguilar, en el 6; Pedro Oriol, en el 6; Ignacio Elvira, en el 8; todos hoyos de par 4. Y peor le fue la cosa a Jordi García Pinto, doble bogey en el 8 y cuádruple bogey en el 14, así como a José Manuel Lara, que firmó dos más en el 6, 14 y 17.

Mahou pone la bolsa y los palos
El stand de la RFEG en la zona comercial del Open de España se ha convertido en uno de los puntos más concurridos. La razón es sencilla, la firma cervecera Mahou, uno de los copatrocinadores del torneo, ha dispuesto allí un concurso que tiene como premio un juego de palos y una bolsa Taylor Made. ¿Qué hay que hacer para llevarse un premio así? Basta con aprovechar una de las tres ocasiones que tiene cada participante haciendo un hoyo en uno en un coqueto minigolf.
Todos aquellos que emboquen entran en el sorteo de los palos y la bolsa, que se llevará a cabo este domingo a las 13 horas. El hoyo tiene su dificultad, por lo que no son tantos los nombres que, por el momento, esperan en la urna a que la mano inocente les conceda uno de los premios gordos de la zona comercial.

¡Gracias por venir!
Una de las mejores noticias del sábado ha sido la gran cantidad de personas que se han acercado hasta Golf Parador El Saler para seguir el desarrollo del Open de España 2013. Varios miles de personas se congregaron en el campo desde primera hora de la mañana y disfrutaron tanto del juego como de la zona de ocio y comercial situada donde se ubica el campo de fútbol.
Si Sergio García, Peter Uihlein o Gonzalo Fernández-Castaño hicieron las delicias de los mayores, los castillos hinchables fueron la atracción principal entre los pequeños, que se lo pasaron en grande jugando. Muchos repetirán este domingo, pero hay sitio para más. ¡Queremos que El Saler esté a tope!

Craig Lee
Craig Lee
¿Conocemos a Marc Warren?
La cuarta y última jornada del Open de España arrancará con el escocés Marc Warren en lo más alto de la clasificación. Con 32 años recién cumplidos, este jugador natural del Rutherglen, localidad de las afueras de Glasgow, está ante la ocasión de obtener su tercera victoria en el Circuito Europeo. La primera la obtuvo en 2006 –año en el que fue Debutante del Año- en el Scandinavian Masters; la segunda, un año más tarde en el Johnnie Walker Championship de Gleneagles.
Además, en su currículo, Marc Warren cuenta con una victoria en la Copa del Mundo lograda en compañía de Colin Montgomerie. Fue en 2007. En la presente temporada su mejor resultado es una decimoséptima plaza en el Omega Dubai Desert Classic.
Sobre el papel, su principal rival en El Saler es su compatriota Craig Lee, cuatro años mayor que Warren y en busca de su primera victoria en su octava participación en una prueba del Tour. En su caso, su mejor papel del año es una novena plaza en el Hassan II de hace tres semanas.

Vuelta complicada para Gonzalo
Gonzalo Fernández-Castaño ha jugado en esta tercera jornada su peor vuelta de la semana. El madrileño se ha apuntado 74 golpes para situarse al par, acusando el cansancio de una semana que para él comenzó en Estados Unidos. El golfista madrileño peleó su vuelta, pero sólo encontró recompensa en un eagle desde bunker en el hoyo 15. En la cuarta manga deberá jugar bajo par para tener opciones de Top10.
El principal protagonista español del día ha sido Nacho Elvira, pero tampoco lo ha hecho nada mal otro jugador del Pro Spain Team como Pedro Oriol. El madrileño se fue con el par del campo y se mantuvo en el carro de los +2, donde también se encuentran Álvaro Velasco (+3 hoy) y un Alejandro Cañizares (+1) que ya fue segundo el año pasado.
Además, un extenso grupo de jugadores pagó con resultados en positivo la aparición del viento. Rafael Cabrera-Bello (+3), Ignacio Garrido (+5), Carlos Aguilar (+8), José Manuel Lara (+8) y Jordi García Pinto (+10) también sufrieron en un día complicado para ser jugador de golf.

ANTE EL MICRÓFONO

Ignacio Elvira (214 golpes al total, -2. 71 golpes hoy, -1; 5 birdie, dos bogeys y un doble bogey)
“No venía con la idea de ser el español mejor situado a estas alturas, sobre todo por el nivel de los jugadores que hay esta semana en el torneo, pero las cosas han salido bien. Mi objetivo esta semana era pasar el corte.
He jugado una vuelta muy sufrida, he dejado muchas bolas lejos de bandera y me ha tocado aprochar y patear bien. He salvado muchas situaciones complicadas. El campo está difícil y hay que tenerle mucho respeto.
Me encantaría hacer un Top 10 esta semana para jugar el torneo del Tour de la semana que viene…¡aunque sea en Corea! Quiero jugar todo lo que me permita mi golf. Es mi tercer torneo en el Circuito Europeo y quiero más”.

Sergio García (215 golpes al total, -1. 70 golpes hoy, -2; tres birdies y un bogey)
“En los primeros nueve he jugado muy mal, peor que horrible, pero en los nueve segundos bastante mejor, me he dado buenas oportunidades y he fallado algunas, pero he conseguido maquillar la vuelta.
Lo que ha hecho Horsey tiene mucho mérito, yo sueño con vueltas de putt como las que él ha hecho hoy. Normalmente es difícil meter los putts de 5, 6 ó 7 metros, incluso en greenes perfectos como los de Augusta. No me veo capaz de meter todo lo que él ha metido”.

Gonzalo Fernández-Castaño (216 golpes al total, +2. 74 golpes hoy, +2; un eagle, un birdie y cinco bogey)
“Ha sido un día duro. No he estado nada fin con los hierros, y tal y como estaba el día, si no las dejas cerca no hay nada que hacer. Desde el primer momento he visto que no estaba del todo cómodo, y ya en el tercer hoyo he pegado un hook que me ha costado un bogey. No he estado mal con el putt en esos primeros nueve hoyos, y eso me ha salvado de hacer 40.
En los segundos nueve he sufrido bastante, aunque el eagle del 15 ha maquillado algo el resultado. A ver si mañana hago una vuelta maja bajo par y me meto entre los diez primeros para irme con buen sabor de boca.
A nadie debe sorprender que los escoceses estén arriba en la clasificación, saben jugar en campos así, en links y con viento. Me gustaría que Marc Warren se llevase el gato al agua esta semana”.

Fotos; Fernando Herranz / RFEG

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here