Marqués de Terán lanza Club Albatros Golf & Wine

0
187


Siempre hay quien apuesta por hacer cosas diferentes con el objetivo de dar valor añadido a su producto, es el caso de la bodega Marqués de Terán, que ha apostado por trazar otras alianzas como la buena relación que existe entre la moda y el vino, con iniciativas como las llevadas a cabo con la firma el Ganso o, entre el golf y el vino, con el lanzamiento de Club Albatros Golf & Wine, la tienda de vinos exclusiva para golfistas y miembros de Clubs de Golf. Para Marqués de Terán el vino y el golf aportan a la sociedad grandes satisfacciones. Club Albatros Golf & Wine, pretende maridar ambos mundos ofreciendo a los golfistas sus mejores y más cuidados vinos en exclusiva para golfistas en una edición limitada de 3 botellas: Albatros, Eagle y Birdie.

Albatros

Denominado así en honor a ese golpe con que todos los golfistas sueñan, es el cénit de la dificultad golfística. El primero de estos golpes registrados, tuvo como protagonista a John G. Ridland, quien durante el Campeonato de India Occidental, en septiembre de 1934, anotó un dos en el par-5 del noveno hoyo del campo de Nashik, y que bautizó con el nombre “Albatros” fascinado por la habilidad de esas aves siguiendo a los barcos en largas distancias.

Elaborado a partir de uvas de la variedad Tempranillo, vendimiadas manualmente en cajas de 17 kg y posteriormente seleccionadas, Albatros se elabora arrancando con una fermentación en frío denominada criomaceración que potencia todas las virtudes de este vino tan especial, criado 6 meses en barricas de roble francés nuevo. A la vista se aprecia su color rojo picota con destellos intensos granates. Este vino no ha sido filtrado para mantener todo su potencial. Se aprecian aromas de fruta en plenitud de madurez, notas de torrefactos y especias de la barrica nueva. En boca es largo y untuoso, denso y estructurado, con taninos suaves y maduros que aportan una sensación de plenitud y complejidad. Este es un vino que pide carne a la brasa o bien, carne más trabajada, guisada o incluso caza, para lograr una armonía perfecta entre el alimento y la copa.

 

ALBATROS

Eagle

El término “Eagle” como anotación de dos bajo par, nació siguiendo con el uso de nombres de aves, como sinónimo de buenas puntuaciones. Era natural para los golfistas estadounidenses pensar en el águila calva o de cabeza blanca, que es su símbolo nacional.

Elaborado a partir de uvas mayoritariamente Tempranillo, con un toque de Garnacha y Mazuelo, recogidas cuidadosamente a mano en cajas de 17 kg. Eagle, pasa 15 meses en barrica bordelesa de roble americano y 3 meses en roble francés, lo que se une a unas mimadas trasiegas que lo redondean. De color rojo rubí de gran intensidad con ribete granate. Con aromas de Rioja clásico, especiado, con un toque de frutos rojos muy maduros y un toque de cuero. Cierta oxigenación previa ayudará a sacar lo mejor de este vino. Es un vino de reserva, con más tiempo de envejecimiento en madera y más evolución en color y en aromas. Encontraremos fruta madura con tonos torrefactos y tostados, un golpe de éxito que precisa de platos un poco más contundentes que unos entrantes para no correr el riesgo de que el vino se apodere de la comida. Sin embargo, no es un Rioja clásico y permite maridajes no sólo de carnes, sino de pescados, tales como atún, besugo o lubina.

EAGLE

Birdie

“Birdie” significa anotar uno bajo par (−1), fué acuñado en 1899, en el Atlantic City Country Club en Northfield, New Jersey. La historia no cuenta que en un día de juego de ese año de 1899, tres golfistas: George Crump (quien más tarde construyó Pine Valley), William Poultney Smith (miembro fundador de Pine Valley) y su hermano Ab Smith, estaban jugando juntos cuando, Crump, golpeó a un pájaro en pleno vuelo y la bola fue a parar a escasos centímetros del hoyo. Este hecho hizo que, los compañeros de partida comenzaran a exclamar que ese resultado de tres golpes en un par cuatro se debió a un “birdie”. En poco tiempo, todos los miembros del club comenzaron a utilizar el término y rápidamente la expresión se extendió y fue usada por todos los golfistas estadounidenses.

Birdie es un vino que muestra la acidez típica de un crianza de la Rioja Alta. Ha sido elaborado con uvas Tempranillo y un ligero toque de Mazuelo, vendimiado a mano en cajas de 17 kg. Tiene una crianza de 14 meses en barrica de roble americano, durante la cual el vino ha sido trasegado 3 veces para que pueda expresar la variedad de, la tierra, la uva, la singularidad del terreno y de la zona. De color rojo cereza cubierto con reflejos granates. Complejo en nariz con aromas de fruta roja madura y un ligero toque de roble ensamblado con la fruta inicial. En boca suave, redondo, bien conjuntado, con un largo y apreciado postgusto. Va perfectamente con todo, puesto que es un vino de trago amable que puede encajar con todo tipo de embutidos, quesos, legumbres o carnes.

BIRDIE

Sobre la Bodega.

Sobre el pueblo de Ollauri (La Rioja), surgen las tuferas o chimeneas de ventilación de las bodegas que se encuentran en el subsuelo de esta localidad. La bodega Marqués de Terán se integra perfectamente en el paisaje según la construcción tradicional del barrio de las bodegas que preside la parte alta de Ollauri, un montículo en el que tradicionalmente se han aprovechado las laderas para excavar sus característicos calados. Su arquitectura ha sido concebida para una bodega que cuenta con el sistema de elaboración más vanguardista de La Rioja y uno de los más avanzados del mundo. El 80% de su superficie está enterrada en el cerro para aprovechar al máximo la gravedad en la recepción y transporte de la uva. Y es que, desde su puesta en marcha, la bodega,  ha realizado una constante apuesta por la I+D+i, siendo una de sus señas de identidad en todo el proceso de vinificación, con el objetivo de integrar con éxito tradición, innovación y desarrollo sostenible.

Marqués de Terán

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here