PGA Show 2019, el Major del negocio del golf

0
77
PGA Show en Florida
PGA Merchandise Show The Major of Golf Business
Por Julián Romaguera, director de Los Naranjos Golf Club

La National Golf Foundation de Estados Unidos aseguró en su reporte de mayo de 2018, que el golf en este país alcanzaba ya a más 97,6 millones de personas o, lo que es lo mismo, más del doble de la población española. Es difícil hacerse a la idea de que existe un país en el que la influencia del golf llega a tanta gente. Como dirían ellos mismos: Only in America. Bajo el ya, casi mítico lema de “The major of the Golf Business”, el PGA Show de este 2019 volvió a la espléndida ciudad de Orlando (Florida) para mostrarse, una vez más, como la mayor feria de golf Business del mundo. 

En esta 66 edición se dieron cita más de 1.100 empresas y más de 40.000 profesionales de la industria procedentes de 89 países del mundo, que dieron lo mejor de sí en el Orange Convention Center. Esta feria es una de las más importantes del año, por su capacidad de ofrecer a los profesionales del sector soluciones tangibles basadas en criterios de vanguardia y permanente creatividad.

Logo de la PGA
Logo de la PGA

El PGA Show supone, efectivamente, una semana de constante apertura de miras, actualización y formación. Una apertura de miras impulsada por el incansable espíritu de los americanos por desarrollar un evento cada vez mejor organizado y adaptado a las necesidades de los profesionales de todo el mundo, con el objetivo de mostrar sus productos y poner a disposición de éstos todo lo necesario para propiciar un crecimiento de las ventas que evidencie la buena salud del sector. 

Por otro lado, la cita de Florida es también un evento que sirve para actualizar con las nuevas tecnologías todo el material relacionado con el golf, incluidos software y soluciones de equipamiento. Se me ocurre que, a modo de resumen, quizás cabe referirse a la recién celebrada edición del PGA Show con una descripción esencial de las jornadas y referencias puntuales a aspectos que, entiendo, son de especial interés:

Demo Day – Día de Demo

Este primer día suele desarrollarse en el campo de prácticas de un club de golf. Las distintas marcas de golf ponen a disposición de los asistentes sus camiones para mostrar la personalización y prueba de todo el material de última generación y varios expertos de las marcas explican a los asistentes cómo ese equipamiento puede beneficiarles en su juego.

Exhibits & Education Days – Días de Exhibición y Educación

Durante estos tres días, el salón de convenciones abre sus puertas para mostrar a “grosso modo”, un campo de prácticas indoor, una gran zona de exhibidores de todo el material duro de golf que podamos imaginar, otra zona de promoción de destinos turísticos de golf, zona de programas y universidades para estudios relacionados con el golf, área de equipamiento para campos de golf, área de software, desarrollo y marketing y, finalmente, una gran área de textil y accesorios. 

PGA Show de Florida
PGA Show de Florida

A diferentes horas, se ofrecen, además, formaciones relacionadas con el swing, con la enseñanza, con el fitness orientado al golf, con el marketing de campos y se realizan entrevistas a personajes de relevancia de nuestro deporte. Este año hemos tenido la magnífica ocasión de saludar a ídolos del golf como John Daly, Greg Norman, Anika Sorestam, Sandra Carlborg o David Leadbetter, entre otros.

Si hago el ejercicio de echar la vista atrás me doy cuenta de la enorme evolución que ha sufrido este Show en múltiples aspectos organizativos, y cómo cada vez se pone de manifiesto con más obviedad el rumbo que toma la industria en aspectos como el material y el servicio en los campos de golf.

Mayor oferta gastronómica: 

Recuerdo en los primeros PGA Show en los que la oferta de comida estaba dentro de la sala de convención, lo que reducía el espacio considerablemente. Así, en la actualidad, y debido al creciente número de empresas representadas, el Show se ha visto obligado a trasladar su servicio gastronómico fuera de la sala, lo que ha propiciado también que se den diferentes tipos de ofertas económicas en este ámbito, dando así respuesta a todos los gustos, pero también a todos los bolsillos.

Mejor logística: 

El Show ha mejorado la oferta de custodia de maletas y palos de golf para todos aquellos profesionales que siguen viajando después de visitar el recinto o, simplemente, para todos aquellos exhibidores que requieran de servicio logístico para poder enviar sus productos a un nuevo destino. 

Para algunas empresas esto es de vital importancia, teniendo en cuenta que sólo dos semanas después de la celebración de este evento tiene lugar el Golf Industry Show en San Diego (California), una convocatoria más orientada a la parcela del mantenimiento de los campos de golf.

El concepto “Fashion Week” llega al golf: 

No cabe la menor duda de que el código de vestimenta está cambiando y para que profesionales de la industria puedan identificar los mejores modelos para sus tiendas y uniformes, el PGA Show crea durante determinadas horas una interesante pasarela de moda inspirada en la ya famosa “Fashion Week” de ciudades como Paris y Nueva York. En ella puede apreciarse la evolución y “profesionalización” de los pro shops, la importancia de encontrar colores, texturas y complementos que potencien nuestras ventas y, desde luego, conocer también las tendencias que vendrán en los próximos años.

Guantes en el PGA Show
Las maracas dan a conocer sus novedades en la PGA Show

Una App del Show cada vez más útil y profesionalizada:

Una recomendación para todos aquellos que quieran asistir en el futuro a este Show es descargarse la aplicación con anterioridad, ya que permite acceder a valiosa información de todos y cada uno de los exhibidores, conocer la ubicación de los stands que más interesan, tener el contacto de las empresas para iniciar una nueva relación profesional o, simplemente, orientarse dentro de la sala. Además, el WIFI de la sala es bastante bueno y eficiente, teniendo en cuenta que aproximadamente 40.000 personas están conectándose directamente a él.

Aumento de la influencia asiática en este show:

La globalización es un hecho incontrovertible también en nuestro deporte. La inclusión de nuevos jugadores asiáticos en el PGA Tour y LPGA Tour y la llegada de nuevas marcas al mercado mundial han permitido que esas empresas también puedan verse representadas en el Show. De manera que, coreanos, japoneses y chinos comienzan ya, a ser firmes candidatos a convertirse en proveedores en Europa y en Estados Unidos, lo que provoca una competencia que resulta muy beneficiosa para el comprador.

Formación a todas horas:

El sector del golf es, cada vez, un sector más profesionalizado y en el que se requiere un mayor conocimiento de las diferentes materias para estar más cerca de la excelencia. Es por ello que, durante las jornadas del Show, se llevan a cabo interesantes debates sobre la tendencia de la industria del golf, cómo ha evolucionado o el rumbo en el que se mueve.

También en otras áreas del recinto podemos asistir a charlas sobre el swing o sobre cómo entrenar eficientemente en el gimnasio para prevenir lesiones y optimizar la distancia y consistencia de nuestro juego.

Imagen de la PGA Show
Podemos asistir a charlas sobre el swing

Paralelamente, hay charlas específicas, incluida matrícula para participar en las mismas, sobre marketing online para campos de golf, consejos sobre cómo optimizar los eventos en nuestro club, ideas creativas para el desarrollo de una buena actividad de restauración, liderazgo o revenue management…. 

La PGA de América entiende a la perfección que, la tecnología va mucho más rápido que la formación que reciben los profesionales, y por ello apuesta por optimizarlas, consciente de la necesidad de seguir intensificándola. De ahí que destine un área generosa a las universidades americanas, que también presentan en esta feria sus programas específicos universitarios de golf, para que estas instituciones puedan promocionarse y atraer nuevos alumnos a sus programas de formación. 

Creatividad en los stands:

Otro capítulo digno de ser destacado es el de la creatividad y el diseño, cuya evolución se constata año tras año en los propios stands. Las grandes marcas exponen su nuevo equipamiento a lo grande y, cada vez más, con sus productos colgados del techo, lo que permite que llamen la atención a muchos metros de distancia, sirviendo a la vez de reflejo de la potencialidad de cada una de las marcas. Y, en este sentido, la gran protagonista de este año ha sido, sin duda, la marca Callaway y su serie EPIC, que está devolviendo a la marca centenaria sus mejores laureles.

Oferta de softwares cada vez más “SMART”:

La evolución en las, cada vez más exigentes tareas propias de los directivos de campos de golf, se debe, en buena parte, a que los softwares de gestión y marketing de campos son, también, cada vez más sofisticados. Por ello, es realmente complicado poder estar bien informado sobre las últimas tendencias en este aspecto sin acudir al PGA Show, siendo necesario además invertir cierto tiempo en esta área de la feria.

Los destinos de golf emergentes muy presentes:

Desde hace varios años, el Show se afana en impulsar un área de promoción turística para destinos de golf, en la que Escocia, Irlanda y en general el Reino Unido suelen estar muy presentes. No obstante, la gran protagonista de esta edición 2019 ha sido Paris (Francia) por la maravillosa organización de la reciente Ryder Cup, que terminó con la victoria europea en un escenario y un espectáculo, únicos para los amantes del golf.

El Show más intenacional que nunca:

Como he señalado al principio, profesionales de más de 89 países se dieron cita este año en el Show. Diferentes formas de vender un mismo producto, diferentes mercados, formas de pensar y exigencias, todas unidas en un gran espacio para enriquecernos a todos.

¿Cómo creo que evolucionará este Show? 

Teniendo en cuenta el altísimo nivel que ha alcanzado la organización de este Show, el siguiente paso debe ser una enorme aportación europea en forma de turoperadores para lograr la integración de todas las facetas del golf dentro del Show. En términos generales, los americanos están acostumbrados a vender greenfees a americanos, pero desconocen aún el potencial de atraer golfistas de otros países a sus instalaciones. Creo que ésa es una faceta en la que los españoles hemos trabajado durante años y en la que, sin la menor duda, somos capaces de realizar una enorme aportación. 

Para terminar, quiero animar a todos los profesionales de la industria del golf de España a visitar en algún momento el PGA Show. Es una experiencia que recordarán durante mucho tiempo y que, además, les va a reportar no sólo un gran crecimiento profesional, sino también personal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here