Poulter se desata en el WGC-HSBC Champions

Ian Poulter después de convertirse en el mejor jugador europeo tras la Ryder Cup, se ha impuesto en el WGC-HSBC Champions tras dos vueltas finales de 65 golpes para doblegar a jugadores como Phil Mickelson, Louis Oosthuizen, Jason Dufner o Ernie Els sobre la hierba del Mission Hills, campo diseñado por Olazábal.
En la jornada del sábado, día en el que partía líder el sudafricano Oosthuizen , Poulter se encontraba a 9 golpes de la cabeza. En esa misma jornada dio su primer golpe de poder con una tarjeta de 65 golpes, dejándose una opción a la victoria en la jornada final.
Pero la victoria no dependía de sí mismo, como ocurre en la gran mayoría de torneos de golf. El triunfo de Poulter no solo vendría de poner en marcha la máquina de birdies. Vendría acompañada de la incapacidad de Lee Westwood y Oosthuizen de jugar bajo par en la decisiva jornada.

Westwood, mejor vuelta el día anterior con 61 (-11), firmó en la final tres bogeys y un doble bogey, más que suficientes para echar a perder su tarjeta. Ni tan siquiera el fantástico birdie en el 18 pudo salvar la actuación del inglés.
Poulter hizo cuatro birdies en los nueve primeros hoyos y cuatro más del 10 al 16, con sólo un fallo en el par 3 del 17 y par en el 18.
Sus rivales cometían mayor número de fallos y finalmente se consumó la victoria de Poulter. Su segunda en un World Golf Championship tras coronarse, como no, rey de ese formato que tanto ama, en el Accenture World Match Play Championship.
Gonzalo Fernández-Castaño ha sido el mejor español del torneo a pesar de despedirse del recorrido chino jugando por encima del par con un 73 (+1) que le sitúa en el puesto vigésimo octavo con -8. Rafa Cabrera-Bello consiguió vengarse del mismo con un 67 (-5) final para un acumulado de -1 en la cuadragésimo sexta plaza, mientras que Álvaro Quirós firmó un 76 (+4) para concluir en la sexagésimo quinta posición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here