Rory McIlroy aprieta y se hace con el UBS Hong Kong

Rory McIlroy (-12) se ha hecho con el UBS Hong Kong Open, con una tarjeta con 65 golpes, aprovechando los errores del español, Álvaro Quirós (-7), que cayó del liderato a la séptima posición. Quizás la presión de salir líder en el último recorrido pudo con él, pero el golf requiere la máxima concentración durante todo el juego. Quirós “desconectó” del campo entre los hoyos 5 al 9, momento en el que un preciso y contundente McIlroy ha empezado a distanciarse de sus competidores más directos. El norirlandés dio una lección de precisión desde el tee al green, con muy buenas opciones para varios birdies en su recorrido, que no ha llegado a cerrar por desaciertos consu putter al enfrentarse con greenes rápidos y muy traicioneros. Pero ha ganado, acallando los rumores después del juego efectuado el sábado. Y está cumpliendo con su plan, a todas voces sabido ya que las hizo públicas, hacia el número uno, metiendo en apuros a Luke Donald, tanto en la Dubai Race como en el ránking mundial.
El norirlandés no fue el único en aprovechar la mala racha de los principales oponentes. El defensor del título, el inglés Ian Poulter, puso una marcha más, apretó los dientes y se hizo con la segunda plaza.
Lo de Álvaro Quirós, tras el juego desplegado durante el torneo, ha sido una lástima. Líder desde la primera jornada, compartida con McIlroy, y líder en solitario en el tercer día de disputa, no ha podido mantener el ritmo. Todo comenzó con un bogey en el hoyo 1. Un tripateo en el hoyo 5, ya hacía temer lo peor. Pero un doble bogey en el hoyo 7, par 3, fue donde el torneo empezó a escaparse de las manos del andaluz.
La respuesta llegó con la segunda vuelta. Recuperada la concentración y la confianza, volvió por el camino que empezó a construir con juego muy notable desde el jueves, y supo mantenerse entre los diez primeros. Buenas vibraciones para la Final de la Dubai Race que se juega esta semana.
Miguel Ángel Jiménez y José Manuel Lara, han quedado empatados en undécima posición con -5. Destacado también el juego de Cabrera-Bello, decimoquinto con -4. Todos ellos jugando bajo par e imponiéndose al campo de Hong Kong.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here