Rory McIlroy se proclama nuevo número uno en el Honda Classic.

Al fin lo consiguió. Su nombre ya está al lado del ansiado número uno. Rory McIlroy, con 22 años, es el primer norirlandés que ostenta dicha posición en la historia del golf tras alzarse con la victoria del Honda Classic en el PGA National de Palm Beach.
La tormenta y los fuertes vientos que retrasaron el inicio de la cuarta jornada eran una especie de presagio de lo que ocurriría en el recorrido californiano. Un torbellino norirlandés, McIlroy; un fuerte vendaval renovador, que sería Tiger Woods, acompañado de fuertes truenos en forma de vitores de sus compatriotas que asistieron al evento y una persistente lluvia inglesa personificada en Lee Westwood. Y es que aparte de la brillante actuación del nuevo número uno, hay que destacar el impresionante juego desplegado por Tiger Woods a lo largo de todo el recorrido, rompiendo cualquier pronóstico y, principalmente, rompiendo la imagen de días anteriores. Desde luego, se vió a un Woods que hacía mucho tiempo no se encontraba en un torneo, y que fue llevado en volandas a lo largo del curso por un público completamente rendido a él. Tiger llegó a poner en algún apuro al joven norirlandés con una remontada espectacular y cerrando la ronda final con 62 puntos, con cuatro birdies y dos eagles, uno de ellos en el 18, donde se colocaba a un solo golpe de Rory, que se atascaba en el 12.
Pero ese eagle, la presión del público, la insistencia de Westwood, la sorpresa de la posición de Tom Gillis, parecieron espolear al chico que se repuso de su bogey en el 12 y zanjó cualquier duda con un birdie en el 13. Había conseguido la meta que se había propuesto y a la que tanto esfuerzo le había costado llegar. Las voces de un público pro-Tiger en el tee del 14 no eran más que lejanas brisas para él. Sorteó con alguna dificultad el tramo que va delhoyo 15 al 17, una verdadera trampa en la que a lo largo de este Honda Classic han caido muchos jugadores y que fue un juez implacable en la ronda final. Pero aún así, McIlroy terminó con dos golpes de ventaja sobre el ídolo californiano y un Tom Gillis que tiene prácticamente asegurada la tarjeta, y a tres golpes de Lee Westwood, que cerró una impecable jornada con 63 golpes.
Interesante, como mínimo, el próximo WGC Cadillac de Doral, que comienza el próximo jueves, donde el flamante y recién estrenado número uno tendrá que luchar por mantener esta posición ante unos rivales dispuestos y más que preparados para arrebatárselo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here