Suerte dispar para los españoles en Tokio 2020

0
332

Adri Arnaus aguanta el tipo en el tormentoso torneo olímpico masculino.

Jorge Campillo, por su parte, no encontró la fórmula para solventar las dificultades del recorrido nipón.

Adri Arnaus concentra las aspiraciones españolas al término de la segunda jornada del torneo olímpico masculino de Tokio 2020, donde las tormentas, por segundo día consecutivo, impusieron un ambiente de inestabilidad trasladado a una clasificación con diferencias todavía poco notables en su parte más alta, dominada por el momento por el norteamericano Xander Schauffele.

Con 11 bajo par del estadounidense, el barcelonés Adri Arnaus se encuentra a seis golpes del nuevo líder tras entregar una segunda meritoria tarjeta de 69 golpes que le ubica en el decimoquinto lugar. La otra cara de la moneda la representó Jorge Campillo, con un resultado de 75 golpes, que le ha llevado hasta el puesto 57, con 3 sobre par al total.

En este segundo día de competición, Adri Arnaus no desarrolló su mejor juego, sobre todo desde el tee, si bien el golfista catalán tiró de casta para agarrarse al campo con uñas y dientes.

Ese pundonor de Adri Arnaus le permitió conseguir sus dos primeros birdies en los hoyos 3 y 6 y, sobre todo, no desanimarse por los bogeys cometidos en los hoyos 7 y 11. Incluso los dos parones por las tormentas parecieron venirle bien al jugador barcelonés, sobre todo el primero, para buscar soluciones a su juego.

Siempre luchador, consciente de la importancia de no ceder terrerno, ya en la recta final de su vuelta Adri Arnaus consiguió sus mejores resultados, arrancando dos birdies más al campo en los hoyos 13 y 16 que resultaron de enorme valor. Si bien es cierto que se le escaparon algunas opciones más de birdie, también hay que señalar que logró salvar varias situaciones complicadas, como las que tuvo en los hoyos 9, 12 y 17.

A la conclusión de su partido, Adri Arnaus resumió así su vuelta: “Hoy ha sido un día interesante. Mi juego no ha sido nada fluido, pero aun así estoy contento con la forma en la que hemos peleado y con los buenos pares y birdies que hemos logrado, sobre todo en la segunda mitad”. De cara a la tercera jornada, el golfista catalán se mostró optimista y deseó “estar más inspirado y seguir disfrutando”.

 Jorge Campillo, la otra cara de la jornada

El otro representante del golf español en estos Juegos de Tokio 2020, Jorge Campillo, vivió por su parte una ronda mucho más complicada. Aunque comenzó bien su partido, con varias opciones de birdie, su primer bogey en el hoyo 4, al que le siguió otro en el hoyo 5, fueron un lastre demasiado pesado del que no se deshizo en ningún momento de su vuelta.

Con todo y con eso, el jugador extremeño no bajó los brazos en ningún momento y enmendó ligeramente su vuelta con dos birdies en los hoyos 8 y 14, si bien cuatro bogeys más en los hoyos 9, 12, 13 y 15 terminaron por certificar un dura tarjeta de 75 golpes.

A la conclusión, Jorge Campillo no buscó excusas, ni por los parones en el juego, ni por el “jet lag”: “Ha sido un día duro. Después de jugar los tres primeros hoyos perfectos, a partir del hoyo 4 todo ha ido cuesta abajo. No hay excusas. Necesito mejorar todo. Tener más consistencia desde el tee, dejar la bola más cerca y meter los putts”.

El estadounidense Xander Schauffele, líder

Además de la actuación de los golfistas españoles en este torneo olímpico, cabe destacar la gran vuelta de 63 golpes del estadounidense Xander Schauffele, lo que le ha situado como líder con un total de 131 golpes, uno menos que el mexicano Carlos Ortiz y tres menos que el chileno Mito Pereira.

Otros nombres destacados, como el norirlandés Rory McIlroy o el británico Paul Casey, también han empezado a tomar posiciones de cara a las dos próximas jornadas, que prometen ser muy emocionantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here