El Miedo Tenía un Precio, por Mariano Ángel Puerta

0
398

PORTADA LINKEDINEstos artículos pretenden mejorar su rendimiento en el juego
convirtiendo su mente en su mejor aliado, utilizando para ello
el coaching y algunas de sus herramientas, sorteando así los
obstáculos que se presenten en su golf.

El miedo a fallar fue el que plantee en el artículo anterior, uno de los más comunes, varias son las herramientas que podemos utilizar para eliminarlo, mi favorita es la meditación.

La primera vez que me propusieron utilizarla no pude evitar verme vestido de naranja, con la cabeza rapada, tocando algún instrumento ruidoso y levitando. Superado el rechazo inicial así como desterrando mi paradigma, no por convencimiento, si no por insistencia de quien me lo recomendaba, mi mujer, acertada siempre, lo probé, obteniendo tan gratificantes mejoras, que lo he incluido en mi rutina diaria.

Muchos son los jugadores profesionales y amateur que también utilizan esta potentísima herramienta en su juego y en su vida. Leí una entrevista recientemente de un amateur que en su juventud trabajo como caddie y que creía profundamente en ella, que la practicaba desde hace más de 40 años considerándolo principal para su éxito en todas las facetas de su vida.

Dueño del campo de Tehama Golf Club en California, gano su primer Oscar con 62
años. A sus 84 años el pasado febrero se convertía en caddie de Nick Faldo en un torneo de celebridades en Pebble Beach, California. Clint Eastwood, como habrá podido adivinar por el guiño de este artículo a su película La muerte tenía un precio, es un convencido seguidor de esta técnica que le permitirá “matar” al miedo.

¿El precio? un minuto, solo un minuto de su tiempo que le será
efectivísimo cuando el estrés de un putt, el enojo de hook o el
miedo a fallar un golpe, le desestabilice.

Para meditar en 1 minuto, cierre la puerta de la habitación donde este. Siéntese cómodamente (no es necesario hacerse un nudo con las piernas), sus pies en el suelo, derecho, no rígido, la cabeza levantada, sus manos simétricas y quietas, por ejemplo sobre sus rodillas. Durante este minuto va a centrarse en su respiración, momento a momento, siéntala en su cuerpo. Por supuesto se distraerá, es normal, cuando se dé cuenta de ello vuelva a centrarse en su respiración. Coloque una alarma de 1 minuto en su móvil, cierre los ojos y…sonría. Tras ese minuto se notará más fresco, más despierto y mucho más consciente. Cuanto más lo practique mejores efectos conseguirá. No se haga “el macho”, con un minuto es suficiente, lo que buscamos con estos 60 segundos es un cambio significativo de su estado mental, rápidamente.

Poco a poco, con la practica podrá reducir ese minuto hasta conseguir meditar en un instante, permitiéndole así afrontar cualquier jugada, consciente, fresco y orientado al éxito en cada golpe. ¡Ah! Y si levita… sujete fuerte la copa, acaba de ganar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here